Ruta del Románico

Ruta del Románico – Ministerio de Cultura

En julio de 1980 participo como Jefe de Expedición y Coordinador de la «Ruta del Románico», viaje organizado por el Ministerio de Cultura (Instituto de la Juventud), de dos semanas de duración recorriendo Madrid, Segovia, Burgos, Valladolid, Cantabria, Asturias, La Coruña, Pontevedra y León. La expedición estaba compuesta por 50 escolares de los municipios tinerfeños de Santa Cruz de Tenerife, San Cristóbal de la Laguna, Icod de los Vinos, La Guancha y Santiago del Teide que pudieron compartir 15 días de convivencia y aprendizaje, visitando destacados monumentos, museos y conjuntos histórico-artísticos.

Me acompañaba mi esposa Elena, también Esther Oñoro, una guía que se unió a nosotros en el aeropuerto de Madrid Barajas y también Manolo, el paciente y profesional conductor que hizo amenos los largos recorridos poniendo música de fondo. Llegué a aprenderme «Un velero llamado Libertad», de José Luis Perales. La oigo hoy en día y la asocio a los paisajes de El Bierzo, la costa de Asturias o a los campos de Valladolid.

Catedrales de Santiago de Compostela, León, Oviedo, Burgos, Segovia, Valladolid, Iglesia de la Fuensisla en Segovia,  Museo Nacional de Escultura, en Valladolid, Monasterio de las Huelgas Reales, en Burgos, Basílica de Covandonga, en Asturias, el Palacio Real de Madrid y muchísimo más de la gran riqueza en patrimonio histórico-artístico de España.

Tampoco faltó el Parque de Atracciones de Madrid, un paseo en barco a las Dunas del Puntal, en Santander y un largo etcétera de sitios maravillosos de nuestra geografía.

Ese año no iba a tener vacaciones porque acababa de invertir en un terrero para construir mi casa, así que fue una gran oportunidad caída del cielo en la que  mezclamos trabajo y algo de tiempo libre y ocio.

Los escolares, muy buena gente todos. Me he encontrado con algunos de ellos a lo largo de los años y todos tienen un estupendo recuerdo de aquello maravilloso viaje.